domingo, 24 de julio de 2016

Y NO QUERÍA OIGA...


                           
                            
Palencia. -Fot. Google, guia turismo. 


Pues ya llevaba un long time pasando del tema, hasta que me ha dicho la que te cuento: - Qué pasa chaval, que ya no escribes ?. Y me he quedao pasmao.
No miro la fecha de la última noche que pasé contigo, porque me da un no se qué, entre vergoña y corte echar la vista atrás y comprobar la desidia y vagancia que me invade y cubre todos mis intentos por hacer algo.
Es de sentido común pensar que con el tiempo estival la peña se pira o no, de vacances; pero pasa de algunas rutinas en las que estaba metio y hace... el huevo.
Así como también el cambio de actividades "sufre" un cambio; la inspiración, deseos o ganas de construir algo original, experimentan paralelamente, a la vez o al mismo tiempo (que no tiene porqué ser así) puede ser antes, después o perpendicularmente; el que uno esté to el día pensando en gilipolleces y tocándose la "nariz".
Al darme el toque aquella que sueña con los cerezos en flor, no lo he echado al bote y he recogio la directa insinuación con la cabeza pensando, en otra cosa pero pensando; y al estar en dicha situación se me han puesto los dedos a bailar dando unos primeros pasos que por lo menos me han traído hasta aquí, de momento, hasta el punto.
La impronta que me ha venido con el aviso, no me ha dejado lugar a plantear un tema específico, (como casi siempre, por lo que no problem para enrollarme sin más dilación como la que sigue). Creo que os voy a meter la del pulpo.
Empezaremos con la actualidad política: 
- A mi ya no me vuelven a coger el d.n.i. delante de una urna en la pura vida para reírse en mi cara.
Pues esa es toda la información que nuestro reportero más premiado y prestigioso nos ha podido ofrecer al respecto de los tejemanejes de que si dije lo que digo no diré lo que he dicho, eso sí; en exclusiva mundial.
Deportivamente hablando la noticia más destacable, aunque se sabe hace tiempo, es el ascenso del Lega a primera división del fútbol hispano español y de las comunidades trabajadoras autónomas.
Respecto a los principales ecos de la sociedad política, se le escuchó decir el otro día al primer ministro de las grandes bretañas que se piraba, y aún se oye el " aba, aba, aba...".
Rectificación de la noticia del eco social político. Dijo literalmente: - "Me piro".
Por lo que el eco  que se oye es: - " iro, iro, iro...". Disculpen la metida de gamba
Ya está despedido el corresponsal destacado en el pelotón de cabeza, no se puede ir con las ruedas pinchadas. Así somos aquí de contundentes con las tonterías, ni una dejamos pasar, de ahí el éxito de este pasquín.
Iba a ir a por peces, pero no me voy a mojar el bullarengue por lo que corto la emisión de la metida. La anterior a la que sigue, me refiero.
Voy a desmentir un dicho que llevamos a rajatabla y me cansina mucho, relacionado con otro que ya me tiene hasta lo que escrito suena muy mal y es de mal gusto leerlo en un tabloide donde se intentan guardar las formas.
La aseveración que se hace en todo tipo de transacción  comercial donde se dice que "el cliente siempre tiene razón". Pues voy con otra que tambien suena mal pero es mas suave a la hora (2:18) de escribir: - Y una mierda como un piano. Cosa o caso que está relacionado con lo de "el pueblo soberano cuando vota no se equivoca" o algo así, más o menos. Pues otra mierda que se coman los soberanos. Que hay mucho tonto que no tiene ni idea de lo que hace al depositar la papeleta en la urna. No me voy a explayar en extender tinta sobre tanta tontería, que cada uno piense lo que quiera, y si otro día me da el punto rebato el argumentario.
No sé si seguir. Va, paso. Pa ná que iba a hacer ya he hecho demasiao. Y como siempre, sin decir algo interesante. Pues eso, que pa lo que haga falta.
Me apena pirarme así, sin más; sabiendo que ante la escasez de temario literario (estoy en uno, pero estancado por no salir del bucle en el que me he metido, sin pizca de soluciones para que el chaval salga airoso del embolao en el que lo voy a meter... bueno, eso ya es secreto editorial y hasta aquí puedo contar), que lo mismo es una trola pero me da carrete.
Había pensao que como compensación a las faltas o ausencias prolongadas por este mi cuaderno de escribir, y a la vez el suyo de leer; pos que lo mismo intento establecer mi récord personal en la redacción de mayores tonterías por cm cuadrado (si, no sé poner el exponente) que hasta ahora no puedo saber en qué número de palabras o longitud de pagina está o puedo superar en qué categoría o especialidad, hago que resulte cuasi insuperable, pues no creo que me vaya a ver en otra metida como esta, aunque creo recordar que he tenido labiadas mas o menos por el estilo forma y dedicación a la actual, eso sí, sin ningún afán de superación. Que por otro lado, no es señal de mi carácter, tal que ir de superman por la vida mostrando lo guapo y lo chulo que soy, y si hay alguien que me supera me lo como con patatas. Pos no, que se coma él las patatas que yo con comerme una ensalada me conformo.
Hay que estar dentro de la competición para decir según qué cosas, porque jugar con tiburones no es lo mismo que nadar en una playa donde la mayor amenaza sea el contacto con una medusa, diferenciando siempre el tipo y forma de ésta, pues hay picotazos tan electrizantes que te pueden apañar el cuerpo durante un tiempo largo y bastante chungo.  
Creo que he perdio el norte, los papeles y hasta el conocimiento al repasar mi intento de récord palabreando sin pausa y con prisa para no quedarme pegado al teclado, cosa que creo va a suceder, pues antes escribía sobre un teclado que se me ha quedado sin batería y ahora debo hacerlo sobre otro dispositivo cargado y con suficiente energía como para que mi rollo siga su habitual desenrolle. Ya, seguro que algún-a list@ que si me tuviera delante diría:- Pos enchúfalo a la corriente eléctrica, tontolhaba. Acaso no ha sido esa mi reflexión? pos claro que sí, pero no me da la gana hacerlo y me basto y sobro con el plan actual del cambio de máquina expendedora de palabras. 
Así y todo, no me queda mas remedio que ponerme en la situación del prójimo que sigue aguantando el chaparrón calorífico de memeces y tontás, para cambiar la trama del escrito y dejar aunque sea unos datos que llenen la curiosidad de haber empezado a leer este ensayo? sobre la incongruencia de juntar palabras con unos dedos dirigidos por un cerebro sospechoso de por lo menos haber cometido unos cuantos ejercicios de desfachatez y falta de rigor en los escritos destinados a informar, teniendo como atenuante el entretenimiento y la posible ocupación del lector de esos momentos en los que dedica de vez en cuando a perder el tiempo sin importar en qué.
Como se me echa el tiempo y la noche encima, aplazo la verborrea hasta mejor ocasión que me pille con las luces encendidas. Antes de tomar esta sesión por concluida, expongo mi proposición de que disculpen mis faltas de dedeos en las palabras que lo necesiten o lleven, pero para expresarme de forma coloquial, me suena mejor hacerlo igual que lo solemos hablar a veces, sin recato ni miramientos. Ya me he expresado anteriormente en otros artículos de igual manera, pero nunca está de más recordarlo para que no se me tome por un pringao, que ser; puedo serlo, pero no deseo mostrar a través de mis palabras el grado de pringadura que tengo. Por eso aviso.
Intento despegarme del teclado, pero cada vez que creo terminar el párrafo me meto en otro sin conocimiento ni control, asín es que...
Ya había pensado en cambiar de tercio, uséase; iba a empezar un poema, para desechar o dejar para mejor ocasión el mantecao que estoy escribiendo, pero "no hay manera; no puedo estar sin ti". Os acordáis del Coque Malla, (la linea superior encasillada es de un tema suyo) el vocal y guitarra de "Los Ronaldos", pues es de mi generación o por ahí anda y recuerdo que en mi peña no lo tragábamos y empalagaba mucho con la voz esa de cazalloso y por lo pijito que tanto gustaba a las nenas, pero con los años ha ido mejorando como creo que sucede a todo aquél que intenta cambiar y experimentar con nuevos sonidos y mezclas musicales al llegarle la madurez y no quedarse estancado en sonidos viejunos, caso de "Hombres G" que siguen con la misma tontería. Bueno, tomando el hilo del Coque, ha transformado su música, hace duetos con mucha peña y se rodea de gente con alto nivel musical, algo que él mismo tiene y escucharle ahora mola.
En otro orden de cosas voy a intentar sacaros de un error que por repetido y cansino parece verdad, como suele suceder con rumores repetidos hasta la saciedad y que todo el mundo da por verdaderos siendo full de Estambull, osea, una metida como un camión.
Me refiero a la condición franquista del equipo de futbol del Real Madrid. Aunque en un principio su fundador fue el madrileño Julian Palacios, se les otorga la constitución registrada a los hermanos Padrós y catalanes como principales valedores en 1902. Al llegar la II República, el presidente es un político republicano socialista y la mayoría de simpatizantes pertenecían a la clase obrera de izquierdas. En esas fechas se quitó la corona de la monarquía del escudo, así como de su nombre "Real" y tal como la bandera rojigualda cambia una franja por otra del color morado de Castilla, formando la tricolor, el Madrid incorpora una franja morada tambien a su escudo en 1931. Con la llegada de la dictadura, se nombró de nuevo Real y se colocó la corona en el escudo, pero la ignorancia franquista dejó la franja republicana que continúa hasta hoy. El Madrid no volvió a conseguir ningún título hasta los años 50 con la llegada de Di Stéfano y un equipo colosal que logró cinco copas de Europa seguidas (¿gracias a Franco?).
No voy a entrar en más discusiones creadas por los barcelonistas para desprestigiar todo lo que huele a blanco, al igual que sigue sucediendo ahora, no hay mas que leer la prensa de Madrid y Barcelona para darse cuenta de la parcialidad con la que se manifiestan.¿ Alguna vez han leído un elogio del Madrid o cualquier jugador en la prensa de Barcelona?, ¿y a que en la de Madrid, el Barça tiene una sección y se elogia su juego o a sus figuras se las enaltece como algo normal, cuando así sucede?. Solo hay que mirar hemeroteca y comprobar. Y el rollo del robo de Di Stéfano por el Madrid al Barça, hay que leer para saber lo que pasó y después no meter milongas ni predisponer a la gente para seguir una mentira. Fin del capítulo.
No voy a terminar porque aún me queda carrete para otros temas, principalmente sociales y políticos, porque me jode y mucho que se manipule a la gente. Se podrá ser de una ideología o de otra, pues las inquietudes políticas se parecen mucho a la fe en lo sobrenatural religioso, o al futbol, uno es de uno determinado o profesa una religión y a ver quien es el listo que cambia por arte de birlibirloque. En política entiendo que se pueda votar a unos u otros según intereses particulares o promesas incumplidas u otros motivos, pero creo que ese margen de cambio es estable y en alguna medida pequeño en relación con aquellos que pase lo que pase siempre votan lo mismo. Ahora, seguimos casi igual que siempre, dos bandos de derecha e izquierda, pero repartido en más partidos y la ingobernabilidad procede de la falta de acuerdo entre aquellos que se han repartido los votos de ambas tendencias con la aparición de más partidos, pero el equilibrio y división se mantienen. Pero lo que no es de recibo es el temido pacto con independentistas que pudieran hacer los partidos de izquierdas, tan cacareado por Maniano y cia, hablando de la ruptura de España y no sé cuantas catástrofes más que pudieran suceder: y ahora es él quien pacta con los rompedores de patrias para conseguir el trono.
¿Estamos mejor o peor con gobierno o sin él?. Pues parece que no pasa nada, lo que cuestan las elecciones ronda los 130 millones de euros, total que no lleva ni a una ínfima parte de todo el dinero que nos han robado las distintas administraciones en sus distintas variantes y partidos, subvenciones fraudulentas, comisiones, proyectos iniciados sin acabar, proyectos acabados y aumentados en un X % muy elevado, en me lo llevo calentito por que nadie me mira ni controla, pagar pensiones a 30.000 fallecidos. Pa mear y no echar gota.
Y como no me voy a enrollar si no tengo otra alternativa, vale que meto mucha matraca, pero lo que pasa en España no tiene nombre, y si lo tiene es culpa nuestra, de sus ciudadanos votantes que nos acojonamos y no protestamos por nada, nos dan trabajos de mierda y tenemos que dar las gracias por poder darle de comer a nuestros hijos aunque sea un cacho de pan con aceite. Y todos sentados en nuestro sillón tan tranquilos, algunos escribiendo y diciendo gilipolleces y otros buscando pokemon en los cementerios, joder si es que estamos o nos tienen apollardaos.
No sé si he superado mi récord labial, pero cerca debe andar, si así es y lo podéis cerciorar hacedmelo saber, para comprarme una copita y ponerla encima de la estantería junto al televisor, junto a mis otros trofeos que en buena lid gané en distintas competiciones invalidadas y fuera de lugar, vamos y por participar también que es lo que importa. Creo que me he repetido en algún tema, mis disculpas; como tengo tantas cosas en la cabeza y tantos escritos por escribir que no sé si pongo o quito en uno u otro, pero mentalmente estoy bien, no me pasa nada, tranquilizaos por mi si habéis podido llegar hasta aquí, demuestra que debéis preocuparos por vuestra salud porque no estáis muy bien de la cabeza por haber leído semejante manifiesto sobre el turrón de almendras duro.
Con ésta tesis espero me den cuando menos algun doctorado por si a alguien se le ocurre proponerme para tal honor, o los de las distintas universidades que me siguen para que les haga trabajos gratis me echen un cable, cosa que agradeceré por los siglos de los siglos, amem..osnos. Con eso basta.
Después de ésto, difícil será que escriba más, creo que voy a ir a urgencias a que me escayolen los dedos.
Buen verano, e invierno para los del hemisferio sur. Salud    
           

martes, 12 de julio de 2016

FRASES Y FRESAS


                                          

George Owen Wynne Apperley. - C/ de Zafra.
Albaizyn, Granada. - Acuarela.




No tengo hoy un cuento, ni voy a rimar unos versos en ésta ocasión.
No tengo nada, ni la necesidad imperiosa de antiguas circunstancias que me implicaban en la obsesiva y cuasi paranoica búsqueda de palabras.
Siguen escondidas para mí, púes nunca ha sido fácil su captura y he tenido que juntarlas sin una gramática y léxico que le dieran una cobertura fiable para salir entre papeles blancos sin ningún borrón ni tachadura que manchase la idea principal de transmitir mis inquietudes en determinado panfleto.
Los momentos cambian y las sensaciones también, al igual que al percibir un instante puntual, determinan la decisión respecto a lo que pensabas o a lo que sentías.
El segundo verano que escribo en esta bitácora y no lo hago con la misma inquietud o pasión o necesidad imperante de ponerme delante del teclado para dar rienda suelta a cualquier narración que cupiera entre los márgenes de la susodicha tabla de letras esparcidas.
El karma me ha cambiado. Mi alma siente otras sensaciones entre parámetros y magnitudes distintas.
Siento que estoy en un escalón superior tras subir otro peldaño. Aún está lejano el que indique cuán próxima está la cima, pero como las letras; juntos forman la escalera que conduce a lo alto de la azotea, donde te espera la mejor versión del cuento.
Cuánto camino por recorrer, cuántas palabras por decir, cuántos abrazos por estrechar, cuántos besos aún por dar; entre silencios guardados, alborotando el pensamiento y confundiendo la inteligencia; haciendote ver lo que parezca no pueda ser y lo que sea, alcance aquello por lo cuál luchaste para que no ocurriera.
Cuánto  engaño por descubrir, cuánta trama por desarrollar, cuántos signos por señalar hacia el camino por donde avanzar, cuántos tropiezos para levantar un cuerpo tendido a causa del desaliento originado en la duda de la razón, en la incomprensión del suceso y en la fatiga del trayecto.
De frases está el vocabulario colapsado de tanto usar para cualquier motivo, en distinto contexto o expresión, y no las podemos dejar al ser el medio de difusión, por tanto; su empleo debemos buscar para mejorar la compresión de aquello que queramos transmitir.
Leo y observo el afán con el que se emplea la gente en seguir las directrices que otros proponen con sus dichos con ocasión de un eventual momento y hacer resaltar la importancia de lo expresado como dogma o pauta  a seguir, ya sea sobre algo personal o espiritual; y está bien que tomemos iniciativas a partir del convencimiento de lo dicho por otros.
A mi, se me encogió el corazón cuando en un acto benéfico en el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), dijo Alejandro  Sanz:
 -  " Cuando uno es padre, lo es de todos los niños del mundo".
Ésta es la fresa. Sin más comentarios.

sábado, 9 de julio de 2016

SI SUPIERAS, PORQUE YO NO


                             
  Salvador Dalí. El rostro de la guerra.   Pinterest. 




Opinando de nuevo, sobre no se qué, de algo que sucede o sucedió, tal vez también me posicione en cualquier fregao que moleste a cierto grupo de gentes con distinto criterio respecto a la posición mostrada.
Hay tantas noticias y acontecimientos de todo tipo de los que somos capaces de realizar cualquier humano, que siempre tendré, tendremos; distintos puntos de vista al enjuiciar o hacer una crítica del movimiento efectuado en una situación determinada. 
Todo tipo de noticias son susceptibles de una valoración siempre subjetiva, pues la apreciación que nos surja reflexionando al respecto, lo hará bajo los valores que hayamos adquirido durante nuestras vivencias, que nos otorgan la opción de tirarnos el rollo, creyendo acaso que a alguien le importa nuestra opinión, basada principalmente en la experiencia que dan los años o situaciones vividas.
Al igual que digo una cosa, cuento la contraria; es decir, hay opiniones muy interesantes basadas en datos y aunque no falta la subjetividad siempre serán con criterios de reflexiones ajustadas a una mente inteligente con un potencial superior al resto de la media que solemos dar cuerda a distintas circunstancias de la vida.
La vida que vamos consumiendo poco a poco haciendo, o mirando como las hacen, o diciendo si lo hacen bien o lo hacen mal, o no haciendo ni diciendo si nos importa  lo que hagan y nos da igual lo que pase mientras no sea a nosotros; hasta que nos pasa y mostramos interés por lo relacionado con lo que nos ha pasado y les sucede a otros con igual o parecidas circunstancias.
Joder, y siguen matando a cientos, miles de personas allá donde surgió el principio del fin, y aquí donde surgió la idea de empezar el final para todos aquellos que se han visto afectados directamente con la guerra de Iraq y sus posteriores consecuencias que aún estamos pagando, sobre todo los que mueren a causa del terrorismo. Hace ya trece años.
Aunque empezara mucho antes, pues ya estaba todo enmierdao y hacía años sucedió de diferente manera, hasta que hubo un motivo que hizo que todo cambiara en la vida de todo el mundo, el atentado terrorista del 11 de septiembre en Nueva York. También sufrimos el atentado de Madrid, el 11M, Londres, y en los países africanos donde no paran de atentar, pero no nos atañe, y los de Iraq, o los de Turquía, o la guerra de Siria, pero no nos atañe.
Parece que fue en la prehistoria y todavía seguimos matándonos y haciendo sufrir a inocentes.
No voy a hacer un relato histórico de la situación. Pero ya lo han hecho otros en los distintos países que se aliaron para masacrar a un pueblo, por sus materias primas. Bueno, y han pedido perdón. Ahora, una vez hecho, se pide perdón y el "ser" que los guía los absuelve tranquilizando sus conciencias.
Pero Aznar, tras publicar libros reafirmándose en sus posiciones de intervención en aquella guerra, con el parlamento y 90% de la población en contra, aún no ha abierto la boca. Rajoy, como siempre no sabe nada. Pero ha salido el gran ministro de defensa en esos años, el actual embajador en Londres, el excelente abogado, jurista y gran sabedor de leyes diciendo que no participamos en la guerra. Como con las responsabilidades del accidente del avión Yak-42. Trillo, se llama.
KE ASKAZO.
Creemos vivir en un país donde estamos occientalizados por pertenecer a instituciones y sociedades avanzadas democráticamente y con valores dignos que nos hacen sentir los reyes del mambo. Pero no.
Continuamos instalados en la cultura franquista del poderío que ejercen los que firman las leyes y sentencias condenatorias al pobre ladrón que va a la cárcel, mientras que los grandes ladrones y mafiosos siguen sentados en sus escaños y despachos con total impunidad. 
La generación de los hijos franquistas aún lo tienen todo bien atado, y los nietos empiezan a asomar la patita, corroborando que son ellos los que aprietan el nudo. Encima la clase trabajadora les vota, para que siga instaurada la corrupción y no sea posible un cambio generacional, no hablo ya de cambio político, sino de modos de actuar en la asunción de responsabilidades en todos los ámbitos, tanto políticos como sociales.
Esto es una democracia franquista, no hay duda, pero no solo por la actuación de la derecha, parte de la izquierda continuista que nos ha gobernado, salvando las distancias, también tiene mucho que esconder; por eso no sale todo a relucir. No tenemos ni idea del entramado que se teje en el poder, aunque creamos saber de qué va.
Me callo, que luego no me creo ni yo lo que escribo. 
   
    

martes, 5 de julio de 2016

VANOS INTENTOS


                               
                                  
Huéscar. -Fot. "Huéscar en el recuerdo", facebook.  




Algo hay mal escrito pues no rimo
la cadencia deseada y con prisa
en tus labios dibujar la sonrisa
con este pincel el color lastimo

Corrijo varios versos y redimo
la alegría tomo como premisa
al comprobar la estrofa me avisa
con las letras tu querer subestimo

Palabras traidoras me abruman
y desprecio el sentido que tienen
por querer destruir este cariño

Que oraciones complejas contienen
todo el amor para que presuman
con la inocencia de un niño    
  

sábado, 2 de julio de 2016

MALOS AIRES


                                         
                                             Erik Johansson. - Fotografía imposible.
Pinterest.





El día no había amanecido con claros signos de que fuera a ser una buena jornada, no; un gris plomizo cubría como losa de granito toda la superficie nublosa de las alturas atmosféricas. El viento componía una sinfonía bronca y bravía que esparcía sus notas ferozmente sobre los muros y ventanales acristalados de los edificios; haciendo sobre la arboleda una continua y vibrante danza de la hojarasca, desprendiendo aquellas singulares partes más débiles  del follaje que golpeaban con vigor contra cualquier obstáculo que se encontrara con ellas antes de cubrir el asfalto y desplazarse sobre él, cuál reptil huyendo de su depredador. 
El personal andaba cubriéndose de tamaña ventisca, y se desplazaba con rapidez y cabizbaja, protegiendo la cabeza entre los hombros arropados por piezas de abrigo.
En lo alto del edificio  que más sobresalía de entre los del entorno más cercano, se encontraba el apartamento donde desde  la cocina observaba  Luis junto a la ventana, el continuo movimiento de todo aquello que hacía entonar la impetuosa melodía de la ventisca, al mostrar el aire su energía, desplazando las nubes con una velocidad cuasi vertiginosa.
Nada más coger la taza de café, ésta se tambaleó entre los dedos de Luis aún con la seguridad que estaba sujeta, el pulso no era el adecuado haciéndole temblar la mano sin explicarse el motivo, dejó rápidamente la taza sobre la encimera de la cocina y con algo de ansiedad alzó los brazos y los colocó paralelamente a la altura de los hombros para comprobar el movimiento que le había ocasionado anteriormente la mano. Vio que no tenia ninguna vibración anormal que le pudiera preocupar, pues mantenía los dos brazos en su posición inicial sin ningún tipo de alteración que le hiciera temblar las manos y brazos. Y se tranquilizó.
Cogió de nuevo la taza y con una rápida alzada de mano se la llevó a los labios, comprobó el estado de la temperatura del negro líquido y lo bebió, saboreando con disciplina y gusto hasta tragarlo. 
No demoró más tiempo del normal, para comprobar el estado de cosas que dejaba en casa y los efectos personales que llevaba para uso diario en el trabajo y demás actividades que cumplimentaba con el mismo.
Del ascensor salió directamente al garaje, donde estacionado estaba su coche de alta gama, saludándole al activar el control remoto que accionaba su puesta en funcionamiento, con el parpadeo de las luces amarillentas de los intermitentes.
Durante el trayecto al edificio donde ejercía de asesor en cuestiones financieras para una empresa de primer orden, no pensaba en nada que alterara sus inquietudes, pues su rutina le mantenía dentro de una estabilidad emocional y monetaria muy satisfactoria. No tenía pareja sentimental pero no era motivo que le ocasionara preocupación, pues las relaciones esporádicas que regularmente tenía, colmaban sus deseos.
La banda sonora que escuchaba dentro del coche, hacía tararear las cuerdas vocales de Luis, que tranquilo entraba en el subterráneo que le dirigía a su plaza del garaje en el edificio donde ejercía su trabajo. 
Ocupaba un amplio despacho, junto al de un colaborador que se encargaba de llevarle la agenda y demás temas administrativos. Cuando entraba por la puerta que daba acceso a la sala que estaban ubicadas todas las oficinas y puestos donde se asentaban los colaboradores y personal auxiliar de los que dirigían la empresa, era como llegar a su propio paraíso, pues allí su influencia adquiría notoriedad y protagonismo. 
Tras los correspondientes saludos a conocidos y empleados subalternos, entró en su habitáculo de trabajo, sin mobiliario estridente ni pomposo, sencillo y más bien austero, pues al contrario de lo que pudiera dar a entender, al llevar una vestimenta de calidad superior y elegante, por su coche o vivienda; que sí dejaban ver un alto nivel de vida, en el trabajo ofrecía una imagen humilde y servicial, a la vez de la empatía que sentía por aquellos que trabajaban en su entorno, ya fueran empleados, iguales en rango o superiores; su carácter le hacía sacar la simpatía intrínseca que portaba con facilidad, por lo que también estaba bien estimado entre los demás.
Llevaba unos días donde sus inversores no le facilitaban la tarea, al verse descontentos con el rumbo que habían tomado sus intereses, que junto a la baja fluctuación del movimiento de capitales, le hacía tomar difíciles decisiones para mantener la cartera de clientes a flote.
Aquella mañana, nada más abrir la bolsa, ésta lo hizo con unas pérdidas muy altas, debido al resultado que ocasionó la opa de una multinacional por la adquisición de una empresa de gran valor en el mercado . Nada previsible en los entornos financieros daba a entender que sucedería de tal manera, de ahí que nadie estuviera preocupado. Hasta ese momento.
El desmoronamiento de los valores hacían peligrar grandes cantidades de dinero de sus clientes y sumado a las pérdidas que venía arrastrando, se le presentaba un handicap difícil de superar.
La característica principal de su carácter era la tranquilidad con la que se enfrentaba a las adversidades, y con aquella siguió; dispuso varias ordenes respecto a las inversiones  que requerían una atención primaria sometiendo a estudio otras, e intentando que nada quedara al albedrío de la incertidumbre, tomando decisiones que cubriera tanto los intereses clientelares, como los suyos propios.
Al cabo de la mañana se fueron colocando los valores afectados de su cartera en el lado positivo de la balanza, haciendo que dejara el lugar de trabajo con una comedida satisfacción, dadas las condiciones en las que había comenzado la jornada.
Después del sobresalto producido en su normal desarrollo diario, aun cuando siempre estaba sometido a la presión que ejercían los resultados de valores de su cuenta, marchó a tomar una copa al lugar que normalmente frecuentaba y donde la concurrencia era conocida y amigable, por la clase de personas que por allí solían ir. Ejecutivos, brokers, y distintas personas relacionadas con las empresas que estaban situadas en el mismo entorno.
Pero al igual que a él ese día le afectó de manera anímica alterándole el ritmo vital, a otros lo hizo también pero de distinta manera, y en algunos muy negativamente hasta el punto que ya llevaban allí mas tiempo del empleado para saborear una copa y mantener una charla afable y buenas maneras con los conocidos.
Luis se incorporo a un grupo entre los que se encontraba Diana, una ejecutiva de una empresa dedicada a la hostelería, y con la que mantenía una muy buena relación, más que eso; en ocasiones pasaban de las palabras a los hechos. 
La conversión giraba en torno al suceso primordial de la mañana que tanto afectó en la actividad de la mayoría de los que allí se encontraban.
El tiempo pasaba plácidamente en los grupos donde las risas y el buen humor eran signos que desarrollaban el buen ambiente y hacían la estancia agradable; incendiando quizá esa actitud el malestar de aquél que no compartía el mismo estado anímico ni lucidez, ocasionado por la gran ingesta de alcohol consumida por los malos resultados obtenidos en su gestión esa mañana. Y como posibilidad ocasional de explosionar tanta decepción, frustración y amargura, salió a relucir como arma de ataque al grupo que por proximidad, fue objeto de la discrepancia del borracho acusándoles de todos los males que le ocasionó su fracaso.
Trataron de calmar sus ánimos con palabras y estímulos que le hicieran sentir bien, pero a cada paso de buenas intenciones para tranquilizar los sentimientos de éste exaltado bebedor, el efecto era el contrario; irritando más sus pensamientos hasta llegar a golpear con el vaso que llevaba en la mano en el rostro del primero que encontró, siendo precisamente Luis, que empezó a sangrarle en gran cantidad la mejilla debido al corte que le ocasionó el vaso al romperse en su cara.
Luis y sus amigos acabaron la noche en el hospital, y el viento seguía soplando con virulencia sobre los cristales de la puerta de urgencias del centro hospitalario.